Diario Vasco

Bruselas, 6 dic (EFE).- El Partido Popular y los Socialistas y Demócratas de la Eurocámara aplaudieron hoy la propuesta de la Comisión Europea para convertir el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en un Fondo Monetario Europeo.

"Doy la bienvenida a la iniciativa de la Comisión, que fortalece la Unión Bancaria al convertir el Mecanismo Europeo de Estabilidad en un Fondo Monetario Europeo", declaró en un comunicado el presidente de los conservadores europeos, Joseph Daul.

En su opinión, las iniciativas presentadas hoy por el Ejecutivo comunitario "no solo harán fuertes a las economías de la eurozona, sino que también extenderán la estabilidad y resistencia a países no pertenecientes al área del euro".

Desde los socialistas, su líder en el PE, Gianni Pittella, aseguró que la propuesta de la Comisión "tiene algunos elementos positivos", como la creación de un nuevo ministro de Economía de la eurozona o la integración del MEDE en el entramado institucional de la Unión.

"Sin embargo, el paquete no está a la altura de nuestras expectativas de cambio, en general", subrayó.

El vicepresidente de los Socialistas y Demócratas encargado de Asuntos Económicos y Monetarios, Udo Bullman, destacó que los planes de la Comisión sobre el Fondo Monetario Europeo son "un punto fuerte" en un paquete "flojo".

Por parte de los Verdes, el eurodiputado español Ernest Urtasun fue más crítico con las propuestas de Bruselas.

"Tras años de crisis que han evidenciado los problemas del diseño institucional de la política económica de la UE, este paquete es una oportunidad perdida. Con esta propuesta se avanza poco en la respuesta de los evidentes problemas de gobernanza y falta de legitimidad democrática de la Eurozona", afirmó.

Resaltó medidas "positivas" como la creación de un ministro europeo de Finanzas que asuma la presidencia del Eurogrupo, pero insistió en que el texto "se consagra a las reglas de oro de la austeridad".

La Comisión Europea presentó hoy su paquete de propuestas para reforzar la eurozona tras una década de recesión, en el que pide convertir el MEDE, el actual fondo de rescate de la eurozona, en un Fondo Monetario Europeo y crear un mecanismo que garantice la inversión pública en tiempos de crisis.