Diario Vasco

El Cairo, 6 dic (EFE).- Médicos sin Fronteras (MSF) ha pedido a las partes en conflicto en el Yemen que permitan el acceso sanitario a los civiles que se encuentran heridos por los intensos enfrentamientos que ocurren desde hace una semana en el país.

En un comunicado, la ONG aseguró que "la intensas luchas callejeras y los renovados ataques aéreos, que se producen desde el 29 de noviembre, han paralizado Saná, con civiles atrapados en sus casas durante varios días, y han dejado a los heridos sin acceso seguro a la asistencia médica".

La nota agrega que MSF "no ha recibido las garantías necesarias de las partes en el conflicto para moverse dentro de Saná", sin embargo ha podido hacer donaciones médicas a los hospitales de la ciudad.

"Los servicios de salud han sido atacados repetidamente en el transcurso de este conflicto. Una vez más, las partes beligerantes no están tomando medidas para preservar las instalaciones médicas, poniendo en peligro la vida de los pacientes y del personal médico", adujo Steve Purbrick, coordinador del campo de MSF en la provincia yemení de Hayah.

"Los civiles deben poder huir o buscar atención médica, se debe permitir que las ambulancias lleguen a los heridos y los hospitales deben estar protegidos", insistió.

Los combates entre los rebeldes chiíes hutíes y las tropas leales al difunto expresidente Ali Abdalá Saleh han causado la muerte de al menos 234 personas y heridas a otras 400 desde el pasado viernes, según datos ofrecidos por el Comité Internacional de la Cruz Roja en el Yemen.

Los hutíes asesinaron el pasado lunes a Saleh, su aliado desde 2014, después de que el expresidente se ofreciera a negociar con Arabia Saudí para poner fin al conflicto e hiciera un llamamiento a un levantamiento popular contra la milicia chií.

La coalición árabe liderada por Arabia Saudí apoya desde 2015 al Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, establecido de forma provisional en la ciudad costera de Adén, en el sur del país.