Diario Vasco

Praga, 6 dic (EFE).- Andrej Babis, nombrado hoy primer ministro de la República Checa, utilizó su primera intervención para rechazar el sistema de reparto solidario de refugiados en la Unión Europea (UE), manteniendo la postura del anterior Ejecutivo, del que formó parte, y que ha costado al país un procedimiento de infracción.

"Las cuotas no son la solución, la solución está fuera de Europa", indicó en su primera alocución como jefe de Gobierno, refiriéndose a su postura de proteger las fronteras de la UE para evitar llegadas de emigrantes y que las solicitudes de asilo se tramiten en los países de origen.

Babis y su populista Alianza de Ciudadanos Descontentos ganaron las elecciones del pasado octubre con el 29,64 % de los votos, que le otorgaron 78 de los 200 diputados de la Cámara baja.

El empresario, considerado el segundo hombre más rico del país, está siendo investigado por un supuesto fraude con fondos comunitarios, una situación por la que ningún otro partido ha querido sumarse a una coalición que lo tenga a él como primer ministro.

Babis, que la semana que viene participará en Bruselas en una cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE sobre migración y el "brexit", aseguró que quiere que su país juegue un "papel más activo" y proponga a los socios comunitarios "una solución a la inmigración ilegal" y al tráfico de personas.

"Los traficantes deciden quién viene a Europa y ganan miles de millones de euros", afirmó el dirigente checo, quien afirmó que quiere abrir un nuevo período de cooperación con Bruselas en el que desea que su país sea activo y "no sólo se dedique a criticar, sino a sugerir".

Babis calificó como una "herencia" del Gobierno anterior el proceso de infracción abierto contra la República Checa (y también Polonia y Hungría) por su negativa a aceptar las cuotas, y afirmó que tratará de negociar y convencer a la Comisión Europea para encontrar alternativas y que no denuncie al país.

También anunció de que el presidente checo, Milos Zeman, nombrará al nuevo Gobierno el 13 de diciembre, lo que le permitirá contar ya con un Gabinete antes de la citada cumbre europea.

El empresario, el segundo hombre más rico del país, reconoció que no ha logrado el apoyo de ningún otro partido para formar una coalición de Gobierno, algo que achacó a una negativa de esa formaciones a cooperar.

La investigación por fraude contra Babis está suspendida debido a la protección de aforado que le confiere su condición de parlamentario, aunque la Policía ya ha solicitado que se le retire la inmunidad.

En la pasada legislatura fue cesado como viceprimer ministro y responsable de Finanzas y se le retiró la inmunidad para poder ser investigado.