Diario Vasco

Madrid, 6 dic (EFE).- La extremeña Loida Zabala, con 94 kilos levantados, finalizó sexta su participación en el Mundial de halterofilia paralímpica de Ciudad de México, en el que acusó la altitud (2.200 metros), y declaró que está "feliz" por el resultado y por cómo ha "gestionado las emociones y la salud".

La levantadora extremeña, natural de Losar de la Vera, aspiraba al podio, pero no pudo superar en el gimnasio Juan de la Barrera de Ciudad de México los 96 kilos que le dieron el oro este año en la Copa del Mundo de Hungría, superando los 95 de los Juegos de Río.

"Estoy feliz por el resultado conseguido y el esfuerzo tan grande realizado, ya que no me ha dado tiempo a aclimatarme. La gran altitud con la que se compitió ha hecho que tuviera problemas de hipertensión en los días previos", declaró la deportista extremeña, en un comunicado.

Loida Zabala desveló que su estancia en México ha estado "llena de días de malos entrenamientos, mala aclimatación, regular la hipertensión y una competición donde por primera vez" consiguió con la "mente algo imposible".

Zabala levantó en México 94 kilos en su primer intento, pero los dos siguientes, de 99, fueron nulos. Pensó que en la barra había colocados 98 kilos, mientras que en realidad había 99. Esa pequeña diferencia hizo que la pesara mucho en contraprestación a la fuerza empleada y no pudiera efectuar bien el levantamiento.

"En mi primer levantamiento me dieron válido 94 kilos, en el segundo me pusieron 99 y pensé que había menos, por lo que me quedaron abajo porque me pesó mas de lo esperado. Antes de salir al tercero, en una serie de calentamiento, me empezó a faltar oxígeno, no me encontré nada bien y me costaba mantenerme sentada", relató.

"En ese momento, en el que estuve planteándome no salir al tercer movimiento por salud, Domingo, el coordinador nacional, me dijo que si levantaba esos 99 subiría una posición. No podía dejar de intentarlo, así que armé de valor y salí al tercero a pesar de no poder levantarlo en el segundo y a pesar de no poder sostener mi cuerpo sentado", confesó Zabala.

"Me tumbé, mente en blanco e hice algo que nunca hago, grité para sacar la barra. Saqué aquello de mí que nunca antes había sacado, tenía que hacerlo. Mientras subía la barra con un movimiento constante gritaba, gritaba como no lo había hecho antes y lo levanté. Me da igual que fuera un movimiento nulo o válido porque lo que hice en esos minutos fue algo imposible", declara Loida.

La extremeña aseguró que en ese momento su cuerpo "no pudo más" y empezó a verlo todo borroso.

"Sentí una sensación muy dura, no tenía oxígeno y tenía la sensación de que nadie se había dado cuenta, hasta que por fin me pudieron sacar de allí y ponerme detrás oxígeno durante un tiempo. Cada día me sorprendo más en este deporte. Aún no me creo que haya subido ahí y lo haya hecho después de todo por lo que he pasado", manifestó.

Por último, Loida Zabala destacó que lo "importante es sacar todo lo mejor de ti", por lo que se siente "muy feliz" con su sexto puesto en México.

"Estoy muy feliz de ver cómo he podido gestionar todas las emociones y mi estado de salud y de tener a un equipo detrás increíble", concluyó.

El oro en el Mundial de Ciudad de México, en la categoría de menos de 50 kilos, fue para la egipcia Rehab Ahmed (113 kilos), la plata para la vietnamita Thi Linh Dang (107) y el bronce para la turca Besra Duman (106).

Loida Zabala cuenta con tres participaciones en Juegos Paralímpicos. En Pekín 2008 logró un séptimo puesto y en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016 terminó quinta.