Diario Vasco

Guatemala, 6 dic (EFE).- Latinoamérica y el Caribe es la región más violenta del mundo para las mujeres, pese a que aumentó de 24 a 31 entre 2013 y 2016 el número de países con políticas nacionales para su protección.

Así lo revela el informe "Del Compromiso a la Acción: Políticas Públicas para erradicar la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe". presentado hoy en Guatemala por ONU Mujeres.

La representante de ese organismo en Guatemala, Adriana Quiñónez, comentó que a nivel mundial una de cada tres mujeres es víctima de violencia.

Sin embargo, en América Latina y el Caribe dos de cada cinco mujeres sufre violencia machista, alrededor del 30 por ciento han sido víctimas de su pareja y el 10,7 % sufrieron violencia sexual fuera de la pareja.

Quiñónez dijo que a pesar de los avances que efectúan los países para frenar la violencia contra la mujer y las niñas falta mucho camino por recorrer para la implementación de políticas públicas, presupuestos y evaluación para acabar con este flagelo.

La representante de ONU-Mujeres atribuyó la violencia hacia este sector a la desigualdad, especialmente de las mujeres indígenas, las que tienen alguna discapacidad, las migrantes y la discriminación.

Aclaró, sin embargo, que en Guatemala no existe ninguna encuesta de prevalencia de la violencia contra las mujeres, aunque según el Ministerio Público (MP), el año pasado se registraron más 50.000 casos frente a los 13.000 que hubo en Colombia.

"Guatemala está entre los cinco países con cifras más alta de violencia contra la mujer", sostuvo.

Mientras, el director de país del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Igor Garafulic, expresó que la violencia contra las mujeres en Guatemala es "inaceptable".

Entre enero y octubre pasado, de acuerdo con estadísticas del MP, fueron asesinadas 877 mujeres, aseguró.