Diario Vasco

Roma, 6 dic (EFE).- Italia expulsó en 2017 a cien personas vinculadas con el extremismo religioso, los últimos dos jóvenes albaneses que representaban un riesgo para la seguridad del Estado, informó hoy el Ministerio del Interior.

Desde el 1 de enero de 2015 los sujetos expulsados por estas razones ascienden a 232, según la misma fuente.

Este miércoles abandonaron el país por motivos de seguridad dos ciudadanos albaneses de 24 y 23 años de edad desde la italiana Bari (sur) hasta Durres, en la costa albanesa.

El primero, que residía en Lucera (sureste), mantenía "estrechos contactos" con un compatriota involucrado en actividades relacionadas con la inmigración ilegal y "significativas conexiones" con un grupo salafista.

Fue descubierto por la Policía italiana cuando investigaban a un presunto combatiente extranjero del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Se comprobó que el expulsado difundía publicaciones contra Occidente a través de su perfil en la red social Facebook y que participó activamente en un grupo en el servicio de mensajería telefónica "WhatsApp" en el que se instigaba a la yihad.

En estrecho contacto con este sujeto estaba el otro expulsado, de 23 años, próximo a un grupo criminal albanés que participaba supuestamente en la trata de personas, señaló el Ministerio.

Además tenía una foto empuñando una pistola en su perfil de Facebook.