Diario Vasco

Mosul , 6 dic .- Las fuerzas kurdas acusaron hoy a las milicias chiíes Multitud Popular de bombardear continuamente las casas de ciudadanos kurdos al sur de la provincia de Kirkuk, en el norte de Irak.

El responsable de las fuerzas de seguridad kurdas en la localidad de Daquq, Ahmed Faruq, aseguró en un comunicado que se producen continuamente "explosiones por las noches en la ciudad de Tuz Jormato", zona estratégica al sur de la provincia petrolera de Kirkuk.

Destacó que "(la milicia chií) Multitud Popular tiene como fin aterrorizar con sus actos a los kurdos y obligarlos a abandonar sus casas, y recolocar en su lugar a los árabes".

Además, hace varios días un grupo armado disparó a dos ciudadanos kurdos en un local en Daquq, lo que causó la muerte de uno de ellos y heridas al otro.

Según Faruq, ha comenzado una "nueva etapa de arabización en la zona después de lo que ocurrió en octubre".

El pasado 16 de octubre, Tuz Jormato, que acoge a una población de árabes, turcomanos y kurdos, fue arrebatada por las tropas iraquíes a las fuerzas de seguridad de la región autónoma del Kurdistán, que la controlaban.

En respuesta a un referendo de independencia celebrado en septiembre por la región del Kurdistán iraquí, las Fuerzas Armadas iraquíes lanzaron una campaña militar para forzar al Ejército kurdo a replegarse de las zonas cuya soberanía se disputan ambos gobiernos.

Las tropas kurdas, conocidas como "peshmergas", que ocupaban esas zonas desde 2014 tras repeler y expulsar al grupo terrorista Estado Islámico (EI), se retiraron sin oponer excesiva resistencia de la mayoría de esos territorios, de los cuales el más importante es la provincia petrolera de Kirkuk.