Diario Vasco

Lisboa, 6 dic (EFECOM).- Varios fondos internacionales de inversión pidieron hoy al ministro de Finanzas luso y presidente electo del Eurogrupo, Mário Centeno, que "corrija errores del pasado" en Portugal antes de emprender cualquier reforma en Bruselas.

El reclamo, expuesto en una carta enviada hoy, está firmado por los fondos Attestor Capital, BlackRock, CQS, PIMCO, River Birch Capital y York Capital Management, que se autodefinen como "discriminados" en Portugal.

Estos fondos contaban con inversiones en el ya desaparecido Banco Espíritu Santo (BES), que quebró en 2014 dando paso a la creación del Novo Banco, constituido con los activos saneados de la malograda entidad.

Un año más tarde, recuerdan los firmantes de la misiva, sus inversiones en el Nuevo Banco fueron transferidas al "banco malo" por decisión del Banco de Portugal y bajo la supervisión de Centeno, cuya posición critican duramente.

"La re-transferencia no solo afectó a fondos de pensiones y ahorradores individuales que invirtieron en muchos de nuestros fondos, sino que dejó una mancha en la credibilidad de Portugal y elevó los costes de los préstamos en el país en un momento en el que el sistema bancario necesitaba más apoyo", aseveran.

Por eso reprochan ahora que el flamante presidente electo del Eurogrupo haya afirmado que en su nuevo cargo tiene como objetivo avanzar en la unión bancaria en Bruselas sobre la base de la "mutua confianza" y "facilitando la inversión".