Diario Vasco

Bruselas, 6 dic (EFE).- La Unión Europea (UE) expresó hoy su "grave preocupación" por la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel, en especial por la repercusión que puede tener en el proceso de paz en Oriente Medio.

"La UE expresa grave preocupación por el anuncio de hoy del presidente de EEUU sobre Jerusalén y las repercusiones que esto puede tener en las perspectivas de paz", indicó la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, en un comunicado.

Recordó que la posición europea, que busca una solución de dos Estados, "permanece sin cambios".

"Deben cumplirse las aspiraciones de ambas partes y se debe encontrar una manera, a través de negociaciones, de resolver el estatus de Jerusalén como la futura capital de ambos Estados", afirmó.

Mogherini aseguró que la UE y sus Estados miembros "continuarán respetando el consenso internacional sobre Jerusalén" contemplado, entre otros, en la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU, que incluye "la localización de sus representaciones diplomáticas hasta que el estatus final de Jerusalén sea resuelto".

Así, la UE pidió "a todos los actores sobre el terreno y en la región que muestren calma y moderación para evitar cualquier escalada".

Mogherini insistió en la necesidad de "centrarse en crear las condiciones para unas negociaciones directas y significativas que puedan resolver todos los asuntos finales sobre el estatus" de esa ciudad.

En ese contexto, garantizó que la Unión "está dispuesta a apoyar este proceso" y que "seguirá implicándose con ambas partes y sus socios regionales e internacionales, incluyendo el Cuarteto (para Oriente Medio), para tal fin".

"La UE reitera su firme compromiso con la solución de dos Estados y con sus políticas", recordó, tal y como ha aprobado el Consejo de la Unión (los países) en sucesivas conclusiones.

Mogherini subrayó que "una solución negociada de dos Estados, que cumpla las aspiraciones de ambas partes, es la única manera realista de lograr la paz duradera y la seguridad que tanto israelíes como palestinos merecen".