Diario Vasco

Ginebra, 6 dic (EFE).- El relator especial en derechos humanos de las Naciones Unidas en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, realizará una visita oficial a Japón y Corea del Sur entre los días 11 y 16 de diciembre en medio de la tensión en el noreste asiático.

Su misión será "recoger información sobre los últimos avances en la situación de derechos humanos en Corea del Norte e identificar las cuestiones de preocupación que deberían llamar la atención del Consejo de Derechos Humanos", señaló en un comunicado.

Corea del Norte no ha garantizado el acceso al relator especial desde que se creó el mandato en 2004, pero recientemente se ha mostrado abierta al diálogo con otros mecanismos de las Naciones Unidas en áreas como la situación de las mujeres, niños y personas con discapacidad.

"Se trata de un país que por mucho tiempo ha rechazado conversaciones sobre derechos humanos, por lo que estas interacciones con la comunidad internacional deberían ser alentadas puesto que ayudan a mejorar las condiciones de vida de la población", dijo el experto.

Ojea añadió que "también deberían ayudar a mejorar las tensas relaciones del país con sus vecinos, que podrían estar agotando la paciencia con el Gobierno".

Según el comunicado, las tensiones en el noreste asiático aumentaron después que Corea del Norte realizara numerosos lanzamientos de misiles en 2017, además de llevar a cabo una supuesta prueba de una bomba de hidrógeno en setiembre.

Las resoluciones de la Asamblea General de la ONU y del Consejo de Seguridad condenaron firmemente estas pruebas y se reforzaron las sanciones internacionales contra Corea del Norte.

Ojea visitará Corea del Sur entre los días 11 y 14 de diciembre y posteriormente viajará a Japón donde se quedará hasta el 16.

El relator presentará su informe ante el Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2018.