Diario Vasco

Bruselas, 6 dic (EFE).- Eurodiputados del PP, PSOE y del grupo liberal (ALDE) llamaron hoy desde Bruselas a la participación en las próximas elecciones catalanas del 21 de diciembre, e insistieron en que los ciudadanos de Cataluña tienen que "salir a la calle y votar".

"El 21 de diciembre hay que salir a la calle y votar, no solo por mi partido sino por cualquier partido constitucionalista", afirmó el eurodiputado del PP Santiago Fisas durante una conferencia sobre el papel de la Constitución de 1978 en la Transición española en un acto celebrado en el Parlamento Europeo.

Como Fisas, la eurodiputada liberal Beatriz Becerra, que organizó la conferencia, instó a los ciudadanos catalanes a "defender sus derechos y los del resto de los españoles frente a quienes se los han intentado robar".

"Con la herramienta mas poderosa que nos han legado nuestros mayores, que es poder votar en libertad y con garantías", añadió.

En plena celebración del aniversario de la Constitución de 1978, que cumple hoy 39 años, Becerra señaló la importancia de reflexionar sobre la Carta Magna "ante la pujanza de nacionalismos que amenazan nuestro Estado de derecho".

"La Constitución se puede cambiar si lo abordamos entre todos, pero mientras tanto su respeto no es una opción, es una obligación", advirtió.

El eurodiputado socialista Ramón Jáuregui, por su parte, instó a trabajar a partir del día de las elecciones "por un marco común que nos valga a todos", ya que, recordó, "tenemos que convivir con los nacionalistas".

En ese sentido, Jáuregui defendió una reforma de la Constitución "precisa" que abra el debate sobre cómo se trata a los nacionalismos, al tiempo que recordó que "parte de la victoria contra ETA" se debió a un pacto que incluía al nacionalismo vasco.

Entre los asistentes a la conferencia el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar fue el más crítico con la gestión de la crisis catalana por parte del Gobierno español.

"Es un reproche al Gobierno, que no ha sabido prevenir con una estrategia proporcionada la amenaza planteada con mucha anticipación", criticó.

En la conferencia participó también la catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona Teresa Freixes, quien advirtió de que en las últimas décadas no se ha conseguido impulsar "un sentido de lealtad a las instituciones".

"Si hubiéramos interiorizado la cultura constitucional, no se sostendría el nacionalismo y la razón se impondría a patologías políticas atrincheradas en nacionalismos y populismos", afirmó.

Para Freixes, la democracia es "un sistema que, con sus defectos, nos hace sentir la tranquilidad de que, si llaman al timbre de madrugada, es casi seguro el lechero", haciendo referencia a una conocida frase del primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill.