Diario Vasco

Ginebra, 6 dic (EFE).- España recibió el año pasado 2.922 solicitudes de patentes en 2016, lo que representa un 3,2 % menos que el año anterior, según el informe anual sobre la Propiedad Intelectual de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) publicado hoy.

En 2016 los innovadores de todo el mundo presentaron 3,1 millones de solicitudes de patentes, lo que representa un 8,3 % más con respecto al año anterior, en un entorno en el que domina China, que ha recibido 1,3 millones de peticiones, tantas como EEUU, Japón, Corea del Sur y la Oficina Europea de Patentes (OEP) en su conjunto.

En el caso de España, de las 2.922 solicitudes que recibió la Oficina Española de Patentes y Marcas el año pasado, 2.745 eran de residentes en el país y 177 de fuera del país.

En total España autorizó el año 2.308 solicitudes, mientras que rechazó 480 y unas 61 solicitudes se retiraron o abandonaron.

Si se tiene en cuenta las solicitudes de patentes presentadas por españoles tanto en España como en el extranjero, el número de peticiones totales asciende a nivel mundial a 10.784, un 0,5 % menos que en 2015, según los datos de la OMPI.

El tiempo que necesitó España para tomar una decisión final estaba entre los más breves, al requerirle 11,2 meses de media, solo por detrás de Irán (9 meses).

España se sitúa en este ránking por delante de Ucrania (13,5), Japón (15), Corea del Sur (16,2), China (22), EEUU (22,6) y la Oficina Europea de Patentes (OEP) (23,3).

España tenía en 2016 un total de 115.070 patentes en vigor.

En cuanto a la proporción de mujeres en las solicitudes de patente presentadas, el informe de la OMPI revela que hubo un porcentaje relativamente elevado en España con un 24,6 %.

Rusia lidera este ránking, ya que en ese país en el 38,7 % de las solicitudes de residentes figura al menos una mujer, pero también registran buenos datos México (36,4 %), EEUU (27,5 %) y Brasil (24,5 %).

En esos países se observa una alta proporción total de solicitudes relacionadas con las biociencias, por ejemplo, del campo de la biología, en los que la participación de las mujeres suele ser mayor que en otras ramas de la ciencia y la tecnología.

Con respecto al registro de marcas, que en 2016 aumentaron en todo el mundo un 16,4 % hasta casi 7 millones (que abarcaron abarcaron 9,8 millones de clases), España recibió solicitudes para 79.795 clases el año pasado, lo que representa un incremento de casi el 3 % en comparación con el ejercicio anterior.

De ellas 71.312 clases de marcas objeto de solicitud para su registro eran de residentes españoles y 8.483 de no residentes.

En total se registraron finalmente en la oficina española 66.049 clases, de acuerdo con la OMPI.

El país tenía además en vigor registros de 784.606 clases de marcas el año pasado.

En la comparativa internacional, China registró unas 3,7 millones de clases, seguido de EEUU (545.587), Japón (451.320), la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) (369.970) y la India (313.623).

A nivel global, las marcas asociadas con publicidad y gestión de negocios comerciales representaron el 10,5 % del total mundial, por delante de los equipos y programas informáticos e instrumentos (6,9 %), educación y servicios de entretenimiento (5,8 %) y prendas de vestir (5,7%).

Por último, en lo que respecta a las solicitudes de dibujos o modelos industriales, el número de solicitudes en todo el mundo se incrementó un 10,4 % en 2016, hasta 963.100.

España recibió el año pasado solicitudes que contenían 18.315 dibujos o modelos, lo que supone un incremento del 2,6 % con respecto a 2015.

De todas las solicitudes 17.562 eran de residentes y 753 de fuera del país y en total España registró 17.946 dibujos o modelos industriales el ejercicio pasado.

Estaban en vigor 29.317, de acuerdo con los datos de la OMPI.

A nivel mundial, China recibió el año pasado peticiones que contenían 650.344 dibujos o modelos, correspondientes al 52 % del total mundial.

Le siguieron la EUIPO (104.522), la KIPO (69.120), Alemania (56.188) y Turquía (46.305).

A los dibujos o modelos relacionados con el mobiliario correspondió el 10,8 % del total de solicitudes; seguidos de las prendas de vestir (8,6 %) y envases, embalajes y recipientes (7,3 %).