Diario Vasco

La Habana, 6 dic (EFE).- Los jóvenes periodistas Yailín Orta y Yoerky Sánchez fueron nombrados directores de Granma y Juventud Rebelde, los dos diarios estatales más importantes y de mayor tirada de Cuba, en los que se publican los anuncios y las disposiciones del Gobierno de la isla, según informa hoy una nota oficial.

Ambas decisiones fueron tomadas por el Buró Político del Comité Central del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único), encargado de la política informativa de los medios oficiales cubanos, todos estatales.

Con 34 años, Orta sustituirá a Pelayo Terry, destituido de su cargo como director de Granma -órgano del PCC- debido "a errores cometidos en el cumplimiento de sus responsabilidades", según se anunció el 9 de noviembre.

La periodista, miembro del PCC y del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), dirigía hasta este momento Juventud Rebelde, órgano de esa formación juvenil.

Su lugar lo ocupa el hasta ahora subdirector de diario de la UJC, Yoerky Sánchez, también de 34 años, militante del Partido Comunista y diputado a la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral).

Orta y Sánchez comenzaron su carrera profesional como redactores tras licenciarse en Periodismo en 2006 y 2007, respectivamente, y fueron escalando cargos en los medios estatales hasta llegar a la directiva del llamado "Diario de la Juventud Cubana".

El Juventud Rebelde y el Granma, nombrado así por el yate en el que viajaron en 1956 a la isla Fidel Castro y sus compañeros de lucha para iniciar la insurrección que culminó en el triunfo de la Revolución en 1959, sirven al Gobierno cubano de tribunas para publicar disposiciones y posiciones oficiales.

Sin embargo, la oposición de dentro y fuera de la isla los ven como órganos de propaganda gubernamental.

Ambos diarios, principalmente el Granma, se han convertido en "souvenir" turístico que muchos visitantes adquieren como recuerdo de su visita a la isla.

Ediciones históricas como la del 26 de noviembre de 2016, que anunciaba la muerte de Fidel Castro ,han llegado a venderse a 3 y a 5 dólares, muy por encima de su valor inicial de 20 centavos de peso cubano.