Diario Vasco

Toronto , 6 dic .- Canadá conmemoró hoy el centenario de la explosión de Halifax, el accidente más mortal de su historia, que causó unos 2.000 muertos y 9.000 heridos por la colisión en 1917 de dos barcos en el puerto de la ciudad canadiense.

La tragedia se produjo a las 7.30 de la mañana del 6 de diciembre de 1917 cuando un barco cargado de municiones con destino al frente europeo de la I Guerra Mundial, el SS Mont-Blanc, chocó con el carguero SS Imo en Halifax, en el puerto de la costa del Atlántico de Canadá.

El impacto provocó el incendio del buque de municiones, que explotó poco después destruyendo gran parte del norte de Halifax, entonces una ciudad de 50.000 habitantes.

Como recordó hoy el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, la explosión del SS Mont-Blanc fue la mayor causada por el hombre hasta la detonación de la primera bomba atómica y provocó uno de los mayores desastres de la historia de Canadá.

"Casi 2.000 personas murieron en la explosión, incluidos centenares de niños. Miles más resultaron gravemente heridos. La mitad de la población de la ciudad se quedó sin hogares inmediatamente después de la explosión", declaró Trudeau en un comunicado.

Muchas personas recibieron graves heridas en los ojos a consecuencia de fragmentos de cristal y otras partículas que la fuerza de la explosión diseminó en una extensa área.

Se estima que uno de cada 50 heridos sufrieron graves heridas oculares y muchos quedaron ciegos de por vida, lo que convirtió la explosión de Halifax en el evento que más ceguera ha causado en la historia de Canadá.

Entre los actos que se celebrarán hoy en conmemoración de la tragedia se incluye una ceremonia en el Parque Fort Needam Memorial de Halifax al que están invitados los últimos 17 supervivientes de la explosión.