Diario Vasco

Pekín, 6 dic (EFE).- El primer barco chino con sistema de navegación inteligente se botó en Shanghái y fue entregado por la naviera CSSC a la compañía Sinotrans, que lo utilizará para el transporte de mercancías entre China, Australia y el Sudeste Asiático, informó hoy la prensa estatal china.

El buque, bautizado como "Gran Inteligencia", cuenta con un sistema autónomo con capacidad de aprendizaje, que adquiere información y estadísticas sobre el propio barco, la situación y previsiones meteorológicas, la navegación a su alrededor, las corrientes oceánicas y otros factores.

A partir de esos datos, el buque puede establecer la mejor ruta a seguir, así como posibles cambios, e incluso detectar la posibilidad de problemas técnicos incluso antes de que se produzcan,

"No sólo puede detectar peligros y errores del sistema, sino que además puede reducir los costes de transporte y aumentar su eficiencia", señaló Qiu Bohua, ingeniero de CSSC en declaraciones a la agencia oficial Xinhua.

"El Gran Inteligencia se volverá más listo a medida que acumule más datos", agregó.

Por su parte, el subdirector de la empresa de construcción naval, Sun Wei, aseguró a la televisión china CCTV que se trata del "primer barco inteligente del mundo certificado y acreditado" a nivel internacional, como la firma británica Lloyd's Register.

Sun afirmó que la principal característica del buque es que tiene "un cerebro que aprende, piensa y progresa", y subrayó que su fabricación refleja que el negocio naviero chino ha entrado en una nueva era, "más económica y respetuosa con el medio ambiente".

Este navío de 179 metros de eslora y 32 de manga, puede cargar hasta 38.000 toneladas y estará destinado al transporte de carbón y sal entre China, Australia y diferentes países del Sudeste Asiático.