Diario Vasco

Córdoba, 6 dic (EFE).- El Arcángel se vio empapelado esta tarde-noche de multitud de pequeños carteles con mensajes contra los propietarios del Córdoba, la familia González, y otros dirigidos a los futbolistas, pegados en las paredes exterior del estadio, varios en la zona de taquillas y otros en las puertas de vestuarios.

"A morir. Los míos mueren. O ganamos o morimos ganando. Por el escudo. Luchad por nuestra historia, por nuestra vida, por nosotros", reflejaban algunas de los citados carteles en mensajes claramente para los futbolistas, mientras que también los había para la propia afición: "Despierta cordobesista, tu equipo te necesita".

En otra muestra más de la preocupación e indignación del cordobesismo ante la delicadísima situación del equipo, colista de Segunda División en las últimas cuatro jornadas, mucho más críticos eran los mensajes para los dirigentes cordobesistas, a los que acusaban de hacer del club un cortijo.

"Para ti un negocio, para nosotros un sentimiento. Carlos González vete ya", se apuntaba en otros situados en las taquillas del estadio justo debajo de la sede del club donde se encuentra el despacho del presidente, Alejandro González, hijo del máximo accionista, Carlos González.

A éste último se refería otro muy claro en el que se tachaba el nombre de Carlos con una cruz, como el de la palabra cortijo, al que se asimila la propiedad del club y toda su familia, para debajo de esas tres palabras poner la de afición con todas sus letras en mayúsculas para referirla bajo la etiqueta el #CórdobaSomosNosotros.