Diario Vasco

Budapest, 6 dic (EFE).- La Fiscalía de Budapest ha acusado hoy a Béla Kovács, un eurodiputado del partido de extrema derecha Jobbik, de haber espiado a instituciones de la Unión Europea (UE) para pasar la información a un país extranjero.

"Después de suspender su inmunidad (parlamentaria) se hizo posible establecer la sospecha razonable de que el eurodiputado espió a favor del servicio secreto de un Estado extranjero", señala la Fiscalía en un comunicado emitido hoy.

Cuando este caso salió por primera vez a la luz en 2014, la Fiscalía se refirió expresamente a Rusia al solicitar al Parlamento Europeo la retirada de la inmunidad de Kovács para investigar si había espiado a la institución comunitaria, pero hoy no se menciona a ese país.

La Eurocámara finalmente retiró la inmunidad a Kovács en octubre de 2015, cuando se inició la investigación que ha permitido acusarlo formalmente ahora.

En marzo de 2014 medios de Ucrania denunciaron que treinta "autodeclarados observadores internacionales", entre ellos Kovács, supervisaron el referéndum por el que la región ucraniana de Crimea acabó uniéndose a Rusia.

Kovács negó en 2014 las acusaciones y aseguró que nunca había sido "miembro de servicios secretos húngaros ni extranjeros".

La Fiscalía también acusa a Kovács de fraude presupuestario y de falsificación de documentos oficiales en su cargo de eurodiputado en relación con irregularidades en el empleo de becarios.