Diario Vasco

Bilbao, 15 nov (EFECOM).- Tubos Reunidos registró en los tres primeros trimestres del año unas pérdidas netas de 17,5 millones de euros, lo que supone reducir el resultado negativo en un 32,1 % respecto al mismo periodo del pasado año.

Entre junio y septiembre de 2017, la empresa alavesa tuvo unas pérdidas de 9,5 millones, ha informado en una nota el grupo Tubos Reunidos.

El resultado bruto de explotación, Ebitda, en los nueve primeros meses fue de 15 millones, frente al negativo de 5,7 millones del mismo periodo de 2016.

Las ventas en este periodo ascendieron a 233,5 millones, con un crecimiento del 57,8 %, y la cartera de pedidos para el cuarto trimestre está en niveles que "permiten cumplir los objetivos de facturación".

El flujo de caja operativo tuvo un saldo positivo de 3,9 millones y la deuda neta quedó situada en 228,7 millones.

Tubos Reunidos ha explicado que los resultados han estado condicionados por la menor actividad de su planta de Texas (EE.UU.) por el huracán Harvey, el precio de las materias primas al alza, la depreciación del dólar, el incremento de los costes financieros y el resultado extraordinario negativo por la venta de la filial de distribución Almesa.