Diario Vasco

Seúl, 15 nov (EFECOM).- La Bolsa de Seúl registró hoy su quinta jornada consecutiva en negativo, debido a la caza de gangas entre los inversores tras una prolongada racha de ganancias y a la incertidumbre económica sobre Estados Unidos y China.

El indicador referencial Kospi del mercado surcoreano cerró con un retroceso de 8,39 puntos, un 0,33 por ciento, hasta situarse en 2.518,25 puntos, en una jornada en la que se movieron 6.460 millones de dólares.

El índice de valores tecnológicos Kosdaq ganó por su parte 11,57 puntos, un 1,53 por ciento, hasta las 768,03 unidades.

El parqué de Seúl ha revertido su ritmo alcista que le llevó a superar los 2.500 puntos la semana pasada conforme los inversores han optado por hacer caja con las ganancias acumuladas, según señalaron los analistas locales.

A ello se han sumado las dudas sembradas por el plan de reforma tributaria en EE.UU, que ya ha pesado sobre el parqué surcoreano en días anteriores, así como la publicación de indicadores económicos de China en la víspera, que reflejan una ralentización de sus ventas minoristas y de su producción industrial.

El gigante tecnológico Samsung Electronics, valor de referencia del mercado local, perdió 1,04 por ciento, mientras que SK hynix, el segundo mayor fabricante mundial de chips, retrocedió un 1,68 por ciento.