Diario Vasco

Pekín, 15 nov (EFE).- Una joven ballena que quedó varada en las costas chinas tres días consecutivos falleció hoy en la provincia oriental de Jiangsu, pese a los esfuerzos de la policía local y los pescadores para que regresara a alta mar, informó la agencia oficial Xinhua.

El cetáceo, de 7 metros de longitud, entre 3 y 5 años de edad y de la especie jorobada o yubarte (megaptera novaeangliae), quedó varada por primera vez en las costas de Qidong el pasado lunes.

Aunque fue llevada mar adentro con una embarcación, volvió a aparecer en la playa el martes y una vez más hoy.

El animal, de 2,8 toneladas de peso, presentaba "muchas cicatrices en su cuerpo, algunas nuevas y otras más antiguas" y sus posibilidades de supervivencia tras sus tres llegadas a tierra eran escasas, señaló Xi Xinrong, biólogo de la Universidad Pedagógica de Nankín.

El cadáver de la ballena se encuentra en un muelle de aguas profundas en Qidong y será usado como espécimen para investigaciones científicas, señaló a Xinhua Ding Hanming, del departamento local de pesca.

Las ballenas y otros animales marinos como los cachalotes o los delfines quedan varados en ocasiones en costas debido a problemas de salud que afectan a su sistema de orientación, aunque también pueden influir factores externos como la contaminación, anomalías en las mareas o cambios en los campos magnéticos de la zona.