Diario Vasco

Teherán, 15 nov (EFE).- El líder iraní, Ali Jameneí, ha urgido a que el reparto de ayuda a los damnificados por el reciente devastador terremoto en el oeste de Irán se lleve a cabo con efectividad, ante el descontento de muchos afectados.

Jameneí consideró que la situación actual es una prueba para las autoridades, que se han desplazado a la provincia occidental de Kermanshah, lugar de la tragedia, para seguir las operaciones de socorro de cerca y visitar a los más de 7.000 heridos.

"Espero que estas actitudes compasivas continúen de forma práctica y efectiva ayudando a la gente", dijo el líder en una reunión anoche en Teherán con el presidente del país, Hasan Rohaní; el del Parlamento, Ali Lariyaní, y el jefe del Poder Judicial, Sadeq Lariyaní.

La cifra de víctimas mortales ha bailado en las últimas horas, ya que los medios oficiales elevaron ayer los fallecidos a 530, pero las autoridades competentes optaron hoy por confirmar solo la cifra previa de 430.

Según un comunicado de su oficina, Jameneí expresó asimismo su esperanza en que los esfuerzos desplegados logren "reducir el dolor y el sufrimiento de las personas, teniendo en cuenta la llegada del frío".

El invierno se aproxima y ya se nota un descenso de las temperaturas en Irán, lo que supone un desafío aún mayor para los decenas de miles de damnificados que se han instalado en tiendas de campaña tras la destrucción de sus hogares.

Las autoridades están repartiendo tiendas de campaña, mantas y alimentos entre los afectados, quienes se quejan no obstante de que la ayuda es insuficiente.

Rohaní reconoció ayer durante su visita a Kermanshah que escuchó las "quejas y demandas" de los damnificados, que piden -agregó- "satisfacer sus necesidades básicas, tratar a los heridos y compensar los daños".

Por ello, afirmó que el Gobierno debe trabajar para proporcionar tiendas de campaña, mantas y agua potable, así como alojamiento temporal y ayuda a la reconstrucción.

Las operaciones de ayuda van a ser hoy el tema prioritario de la agenda de la sesión del Gobierno.