Diario Vasco

Berlín, 15 nov (EFE).- El presidente de la Confederación de la Industria Alemana (BDI), Dieter Kemp, admitió hoy que la crisis en Cataluña ha generado inseguridad en algunas empresas alemanas con intereses en esa comunidad autónoma, aunque agregó que cree que la situación se ha tranquilizado.

"La situación sin duda causó inseguridad en algunas empresas. Si se hubiera producido la secesión probablemente eso hubiera implicado la salida de la Unión Europea durante un tiempo considerable", dijo Kemp en una reunión con la Asociación de la Prensa Extranjera (VAP) en Berlín.

"Es claro que ante una eventualidad así las empresas empiezan a pensar lo que puede significar eso para ellas y hacen sus planes", agregó.

Kemp recordó además la decisión de muchas empresas españolas de trasladar su sede fuera de Cataluña como consecuencia de ese conflicto y dijo que sus razones también pueden tener peso para empresas extranjeras.

"Sin embargo creo que la situación se ha tranquilizado considerablemente últimamente y mucho apunta a que las cosas volverán a un buen cauce", señaló Kemp.