Diario Vasco

Atenas, 15 nov (EFECOM).- Grecia ha dado un nuevo paso en el progresivo relajamiento del control de capitales y ha ampliado las posibilidades de abrir una cuenta bancaria y retirar depósitos de dinero transferido desde el extranjero.

Según un decreto ministerial publicado anoche, a partir de este momento estará permitido abrir una nueva cuenta bancaria a todas las personas que todavía no dispongan de ninguna.

Para ello, la persona en cuestión deberá firmar una declaración en la que asegure que no tiene abierta ninguna cuenta en otro instituto crediticio, de forma que se le pueda generar un nuevo código de cliente.

Asimismo, se autoriza la retirada completa de todo dinero transferido desde el extranjero a un banco local.

Hasta ahora se permitiría solo retirar el 50 por ciento de los depósitos.

También se eleva de 10.000 a 20.000 euros el límite que puede transferir una empresa al extranjero.

La última relajación del control de capitales tuvo lugar en septiembre pasado cuando el Gobierno de Alexis Tsipras flexibilizó las posibilidades de retirar dinero en efectivo.