Diario Vasco

Barcelona, 15 nov (EFECOM).- La fábrica de automóviles del futuro, basada en procesos inteligentes y especializada en el vehículo eléctrico, necesitará un 30 % menos de fuerza de trabajo, al tiempo que requerirá otro perfil de trabajador, más cualificado, según el vicepresidente ejecutivo de Producción de Seat, Andreas Tostmann.

Tostmann ha participado hoy en el 32 Encuentro de Automoción de IESE, foro en el que ha detallado las innovaciones que ha introducido en la fabricación de vehículos la planta de Seat en Martorell (Barcelona), la más importante de España y una de las más avanzadas tecnológicamente de Europa.

La marca española, que pertenece al grupo Volkswagen, produce ahora sólo vehículos de combustión tradicional y se ha marcado el año 2020 como fecha para lanzar su primer modelo eléctrico, momento a partir del cual irá ampliando su cartera de este tipo de coches libres de emisiones de CO2.

La planta de Seat en Martorell incorpora avances como los exoesqueletos o la realidad virtual, además de estar inmersa en una creciente robotización, con el objetivo de mejorar la productividad.

En esta línea, Tostmann ha señalado que innovaciones como el trabajo bajo el concepto de ensamblaje modular puede reportar a la fábrica un 20 % más de productividad, porcentaje que podría aumentar en otro 10 % adicional por efecto de la digitalización.