Diario Vasco

Estrasburgo , 15 nov .- El comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopolous, advirtió hoy de que este invierno puede repetirse el drama de los refugiados a la intemperie con las bajas temperaturas si no se hacen mayores esfuerzos en los Estados miembros.

En un debate sobre "los refugiados y la ola de frío", Avramopoulos llamó la atención especialmente sobre la situación penosa en las islas griegas, que sufren la mayor presión de llegadas.

Recordó que la Comisión Europea (CE) ha financiado habitáculos con calefacción para desplegarlos en las islas griegas, una infraestructura que dijo no se puede poner totalmente en marcha "sin la colaboración de las autoridades locales".

Entre otras medidas, el comisario europeo pidió que las autoridades griegas se aseguren de que los más de 2.000 dispositivos de emergencia repartidos en las islas se conecten a la red eléctrica local.

Asimismo, señaló haber puesto en marcha programas para la llegada de los refugiados y migrantes este invierno en Serbia y Bulgaria, entre otros.

Avramopoulos volvió a congratularse por otro lado de los efectos del acuerdo entre la UE y Turquía, para evitar una mayor entrada de personas a territorio comunitario a través del país vecino, un pacto que dijo "sigue teniendo efectos positivos y estabilizadores".

El político griego insistió asimismo en la necesidad de que los países cumplan con sus obligaciones de recolocación y reubicación de refugiados, una "prioridad" para la CE.

En el debate que siguió su intervención en el hemiciclo, el eurodiputado Agustín Díaz de Mera (PP) destacó el compromiso "inequívocamente firme" de España para la acogida de refugiados y pidió que se empleen fondos comunitarios, ya que "Grecia no puede sola", añadió.

Tras su intervención, Ernest Urtasun (Iniciativa per Catalunya Verds) le preguntó por la cuota de acogida y calificó a España como "uno de los países más insolidarios", a lo que Díaz de Mera respondió que España "mantiene su compromiso" y culpó a la no respuesta de los llamados "puntos calientes" en Italia y Grecia.

La eurodiputada española Elena Valenciano (PSOE) pidió al gobierno griego que "no retenga" a los refugiados en las islas, sino que les envíe al continente, y apeló a que el Consejo actúe "de una vez por todas con solidaridad".