Diario Vasco

Madrid, 15 nov (EFE).- El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha planteado hoy al sindicato la posibilidad de renunciar a un acuerdo salarial con la patronal, ante la falta de interés de los empresarios que ya dejó sin pacto el año 2017, o llevar a cabo "movilizaciones de las de verdad, con paros de la producción".

Durante su intervención en las jornadas confederales de acción sindical y negociación colectiva para 2018, que celebra el sindicato hoy y mañana, Álvarez ha planteado a sus federaciones que aúnen una postura común y decidan si "abordan la negociación colectiva sin el paraguas" del acuerdo que firman patronal y sindicatos.

De hecho, ha añadido que "no hay ningún país de la UE que no tenga una estructura paraguas de negociación colectiva".

La segunda opción, ha dicho, son las movilizaciones, pero no "concentraciones de juguete" en la sede de las patronales, como las llevadas a cabo este año y que "no llevan a ningún sitio", sino que habla "de las de verdad, con paros de la producción del país".

De momento y tras el fracaso del acuerdo para el empleo y la negociación colectiva (AENC) de 2017, Álvarez "no ve a la patronal con un gran interés" -apenas ha habido contactos telefónicos y un par de reuniones- y ha aprovechado "el monotema que invade el país" para no constituir una mesa de negociación.

Para UGT, la AENC debe ser capaz de modificar mediante acuerdo con la patronal distintos aspectos de la reforma laboral, relativos a la contratación o la ultraactividad de los convenios colectivos, al tiempo que podría registrar la demanda empresarial del absentismo, pero siempre que no tengan un aspecto regresivo.

Aunque aún no ha cerrado con CCOO cuál será el marco salarial a defender en las negociaciones del AENC, Álvarez sí que ha señalado que coinciden en la necesidad de subir más los sueldos más bajos, por lo que planteará a la patronal un salario mínimo de 1.000 euros, lo que "dispararía los de todas las categorías salariales".

Otro de los aspectos que UGT quiere introducir en la negociación colectiva es una reducción de la jornada laboral vía formación, para dedicar a la formación continua el exceso de horas de trabajo, que en el siglo XXI ya no tiene sentido realizar.

También lo serán la recuperación en los convenios colectivos de los planes de igualdad, para luchar contra la brecha salarial, mediante la introducción de un especialista en igualdad en las mesas de negociación colectiva.

Dar un impulso a las comisiones paritarias en el seguimiento e interpretación de los convenios colectivos y reforzar los asuntos de salud y seguridad laboral, serán otros aspectos a reforzar en la negociación colectiva.