Diario Vasco

Bruselas, 15 nov (EFE).- La Comisión Europea (CE) alertó hoy de que la resistencia antimicrobiana causa 25.000 muertes al año en la Unión Europea (UE) y un gasto de 1.500 millones de euros en asistencia sanitaria, por lo que pidió un uso comedido de los antibióticos.

En el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, que celebra hoy su décima edición, el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, y el de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas, señalaron a través de un comunicado la necesidad de "aumentar la sensibilización".

"Necesitamos actuar para reducir las diferencias y llevar a todos los Estados miembros al nivel del que mejores resultados consiga", subrayaron.

Los comisarios señalaron el aumento de la resistencia incluso a los antibióticos de último recurso como la colistina.

"Podríamos perder la capacidad de realizar cirugía mayor y trasplantes de órganos, o de implantar con éxito prótesis de cadera o válvulas cardíacas. De aquí a 2050, la resistencia a los antimicrobianos podría matar a una persona cada tres segundos y convertirse en una causa de muerte más común que el cáncer", advirtieron.

Para evitarlo, la CE lanzó el 29 de junio un plan con 75 medidas orientativas dirigidas a pacientes, médicos, farmacéuticos y enfermeros, entre otros, para abordar en el conjunto de la Unión el problema de la resistencia creciente a los antibióticos por el abuso de esos medicamentos.

Las medidas presentadas por la CE se agrupan en tres grandes pilares para fomentar el intercambio de buenas prácticas entre los Estados miembros de la UE, impulsar la investigación y la innovación y para diseñar una agenda internacional que trascienda el ámbito comunitario.

La CE espera que la Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores, que se pondrá en marcha a finales de año, potencie la investigación en este ámbito.

"Se trata de combinar la experiencia del mundo universitario, las pymes y la industria farmacéutica", afirmaron.

El Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos reunió hoy a expertos, políticos e investigadores en Bruselas que lamentaron que la resistencia a múltiples antibióticos es un problema "en alza" en la UE.