Diario Vasco

Valencia, 14 nov (EFE).- Txus Vidorreta, entrenador del Valencia Basket, aseguró que cree que el mal inicio de Euroliga que ha tenido el AX Armani Exchange Olimpia Milán, que solo ha ganado uno de sus seis partidos y al que reciben mañana en la Fonteta en la séptima jornada de la fase regular, hace más peligroso al conjunto italiano.

"No han empezado bien y vendrán muy motivados porque para ellos romper una racha de derrotas como la que llevan es importante", señaló en declaraciones a los medios antes de admitir que les preocupa "su necesidad".

Además, el entrenador vasco resaltó "su calidad individual, y colectiva" y que "es un gran equipo con un gran entrenador, con jugadores con un gran nivel anotador".

Respecto a su equipo dijo que lo ve "bien", a pesar de admitir que podrían estar mejor, aunque para eso "tendría que haber tenido la oportunidad de entrenar más".

Vidorreta puso por ejemplo a Fernando San Emeterio, "santo y seña de este equipo", que sólo ha completado hasta ahora "seis entrenamientos" con el técnico y "ha jugado cuatro partidos".

"Como con él, nos está pasando con muchos jugadores y no es algo sencillo. Cuando hemos tenido de forma continuada a más jugadores repitiendo entrenamientos ha sido cuando mejor hemos jugado", señaló.

El técnico aseguró que ahora tienen más problemas pero que ve al equipo "con buen ambiente y atmósfera" y recordó que el del Milán es "el único partido" que van a jugar en casa de los cuatro próximos, a parte de los dos partidos que el equipo viene de jugar lejos de La Fonteta.

"Van a ser cinco de seis partidos como visitante y tenemos muchas ganas de ofrecer a nuestro público todo nuestro esfuerzo y una gran victoria", añadió.

El bilbaíno dijo también que Sam Van Rossom ha mejorado mucho del esguince de tobillo que sufrió el pasado jueves en la pista del CSKA de Moscú y que no le impidió jugar en la del RETAbet Bilbao Basket, por lo que es "una gran noticia", indicó.

En cambio, el otro base sano del equipo, Guillem Vives, no se ha entrenado hoy por problemas físicos. "Es el que va a tener que apretar un poco más los dientes esta semana, pero confiamos en que nos pueda ayudar. Desde luego mañana, y luego iremos partido a partido", dijo.

Vidorreta explicó que en el caso de que tenga que reconvertir a algún jugador al puesto de base, la idea inicial es que sean San Emeterio o Alberto Abalde

"Entre ellos dos son los que esperamos, si tenemos problemas en esa posición de uno, que cumplan con ese rol. Pero de momento claramente es Abalde, aunque esperamos que Van Rossom y Vives puedan repartirse los cuarenta minutos", concluyó.