Diario Vasco

Tokio, 14 nov (EFE).- El conglomerado tecnológico nipón Toshiba anunció hoy la venta de su negocio doméstico de televisores a la empresa china Hinese Group por unos 12.900 millones de yenes (96 millones de euros), en el marco de su proceso de reestructuración.

Toshiba transferirá a Hinese el 95 por ciento de sus participaciones en su subsidiaria, y espera completar la operación en febrero del próximo año, según anunció en un comunicado.

Esta venta, al igual que la de su negocio de chips de memoria, forma parte sus medidas para solucionar la difícil situación financiera que atraviesa la matriz a raíz de la bancarrota de su rama nuclear estadounidense.

El conglomerado nipón mantendrá no obstante las operaciones de la planta de Aomori (norte) y a sus empleados, donde actualmente se producen unos 600.000 televisores al año de su marca Regza.

Con la venta de esta unidad doméstica Toshiba abandonaría por completo la fabricación de televisores, tras desprenderse hace dos años de sus plantas en el extranjero.