Diario Vasco

Sevilla, 14 nov (EFE).- El Sevilla prevé un lleno total en el partido de la Liga de Campeones que disputará el próximo martes en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante el Liverpool inglés, por lo que no podrá poner entradas a la venta al completar el aforo con sus abonados y con el cupo para la UEFA y los seguidores visitantes.

La entidad hispalense informó este martes, una semana antes del partido, de que "entre las localidades que corresponden al equipo inglés y las que UEFA tiene derecho a recibir para sus patrocinadores, el club no tiene papel para ofrecer en taquillas".

El Sevilla explica en su comunicado que el Liverpool ya ha vendido todas las entradas que le correspondían como visitante, que según la normativa de la UEFA es el cinco por ciento del aforo del estadio.

El Sánchez-Pizjuán tiene actualmente una capacidad que se acerca a los 43.000 espectadores, por lo que el cupo para la afición inglesa rondará las 2.100 localidades.

Además, la UEFA, como organizadora de la competición, cuenta con otro cupo de entradas, que no ha sido especificado por el club en su comunicado, y a ello hay que unirle que el partido está incluido en el abono anual para casi todas sus modalidades.

Los abonados del Sevilla, que esta temporada rondan los cuarenta mil, sí pueden ejercer la opción de 'asiento libre' si no tienen previsto acudir al encuentro, por lo que esas entradas que se liberen serían las únicas que podrán salir a la venta.

El club avisa, como ya ocurriera en el anterior encuentro de la Liga de Campeones frente al Spartak de Moscú, de que mantendrá su "política de tolerancia cero con la reventa y controlará de forma exhaustiva en las puertas de acceso al estadio para evitar que se acceda con abonos adquiridos en la reventa".

El partido, de la quinta jornada en el grupo E y declarado de 'alto riesgo' por la Comisión Antiviolencia, reúne al Liverpool, primer clasificado con ocho puntos, y al Sevilla, segundo con siete.