Diario Vasco

Bruselas, 14 nov (EFECOM).- La producción industrial cayó un 0,6 % en la eurozona en septiembre en comparación con el mes anterior y disminuyó un 0,5 % en el conjunto de la Unión Europea (UE) en el mismo periodo, informó hoy la agencia de estadística comunitaria, Eurostat.

En agosto, la producción industrial había subido un 1,4 % en el área de la moneda común y un 1,7 % en el conjunto de la UE.

En términos interanuales, la producción industrial aumentó un 3,3 % en los Diecinueve y un 3,6 % en los Veintiocho respecto a septiembre de 2016.

En el caso de España, la producción industrial se mantuvo estable en septiembre frente a agosto y de un año a otro aumentó un 3,5 %.

Por componentes, la caída del 0,6 % en la producción industrial en septiembre en comparación con agosto en los Diecinueve se debió a una caída del 1,6 % en la producción de los bienes de capital, de un 0,9 % tanto en bienes de consumo duraderos como en la energía y de un 0,6 % en los bienes intermedios.

Por contra, la producción de bienes de consumo no duraderos creció un 0,1 %.

En la UE, el descenso del 0,5 % estuvo causado por una caída del 1,4 % en los bienes de capital, del 0,6 % en la energía, del 0,3 % en bienes de consumo no duraderos e intermedios y del 0,1 % en bienes de consumo duraderos.

Por países, las subidas más notables en la producción industrial mensual se observaron en Holanda (4,3 %), Suecia (2,4 %) y Estonia (2,3 %), mientras que los descensos más pronunciados se dieron en Portugal (6,7 %), Dinamarca (3,7 %) y Grecia (3,6 %).

En la comparación interanual, el aumento del 3,3 % en la producción industrial en la eurozona en septiembre frente al mismo mes de 2016 se debió al crecimiento del 6,9 % en la producción de bienes de consumo duraderos, del 4,6 % en bienes intermedios, del 4,5 % en bienes de capital y del 1,5 % en bienes de consumo no duraderos.

La producción de energía, por el contrario, cayó un 1,7 %.

En los Veintiocho, el incremento del 3,6 % se apoyó en la subida del 6,6 % en la producción de bienes de consumo duraderos, del 4,9 % en la producción de bienes de capital, del 4,7 % en la de bienes intermedios y del 1,6 % en los bienes de consumo no duraderos

Por el contrario, la producción de energía cayó un 0,1 %.