Diario Vasco

Londres, 14 nov (EFE).- El brasileño Marcelo Melo, que aseguró este lunes el número uno del mundo en dobles junto al polaco Lukasz Kubot en las Finales ATP, dijo que, a sus 34 años, le gustaría seguir compitiendo "el máximo tiempo que pueda".

"Me gustaría seguir el máximo tiempo que pueda. A mí me encanta jugar al tenis, disfruto todos los días, en todo el momento. Hago de todo para estar bien de salud. Ojalá me quede por aquí un par de años más", afirmó.

Melo, que recogió en la pista del O2 Arena de Londres junto a Kubot la copa que les acredita como la mejor pareja del año, aseguró estar "muy emocionado" por el galardón, ya que lo sintió de manera "diferente" a cuando lo consiguió en 2015.

"Quiero agradecérselo a mi familia, a mis entrenadores y a mis amigos que a veces me acompañan a torneos. En 2015 ya fui número uno, pero yo solo, no con mi pareja, y esto es dobles. Para mí, es 50 por ciento cada uno, por eso estoy muy contento esta vez", manifestó el brasileño.

Melo y Kubot han disputado 75 partidos juntos, con un total de ocho títulos ganados, el más importante el de Wimbledon conquistado este año al vencer en la final al austríaco Oliver Marach y al croata Mate Pavic.

Antes, Melo hizo pareja durante cinco años con el croata Ivan Dodig, rival ante el que, precisamente, este lunes certificó el número uno, al derrotarle a él y al español Marcel Granollers en las Finales ATP.

"Lukasz e Ivan tienen un juego parecido, pero distintas personalidades. Lukasz es un poco diferente, aunque ambos son muy buenos jugadores. Estoy muy contento de haber llegado a este resultado con Kubot, Siempre ha demostrado que quiere jugar mucho conmigo, me respeta, me escucha mucho", apuntó el brasileño.

Melo es uno de los tres tenistas brasileños que han conseguido auparse al trono de mejor jugador del ránking, junto con María Bueno, que lo consiguió en el circuito femenino en 1959 y Gustavo Kuerten, que subió al primer peldaño de la clasificación en 2000.

"Ojalá que lleguen nuevos números uno brasileños, que traigan nuevas energías los chicos que están empezando. Es muy importante que tengan en la cabeza que pueden llegar, como yo. Tanto en individuales como en dobles", expresó.

El de Belo Horizonte también analizó la situación actual del circuito de dobles y explicó que mientras que antes los hermanos Mike y Bob Bryan "dominaban casi todos los torneos, ahora ya no pasa más eso".

"Este año es de los más duros aquí, ves este torneo y lo puede ganar cualquiera de las parejas, ya que son equipos muy buenos. En el circuito, las quince primeras parejas pueden ganar cualquier competición, no sé si tenías eso antes", subrayó.

"Además, hoy está todo muy competido, hay muchos jugadores de individuales jugando dobles. Por ejemplo en Halle (Alemania), torneo que ganamos, jugamos contra Kei Nishikori o Fernando Verdasco, habituales del circuito individual, y eso trae nivel arriba. Es una combinación de factores para que el dobles sea tan competitivo como lo es hoy en día", finalizó.