Diario Vasco

San Petersburgo , 14 nov .- Pese al frío y a la humedad reinantes, Manolo el del Bombo saldrá hoy a animar a la selección española "en manga corta" en su primera visita a la gélida Rusia.

"Sé que va a hacer frío, pero voy a estar en manga corta como siempre. Creo que pasaré frío, pero lo aguantaré", señaló a Efe el aficionado más célebre de la selección española de fútbol.

Asegura ufano que, "si es necesario, se pondrá dos camisetas", pero agrega que es un veterano en estas lides, no en vano Rusia será este verano su "décimo Mundial".

A sus 69 años, Manolo se declaró "muy contento" de "debutar" con la selección en Rusia, donde España únicamente jugó un partido en toda su historia, en 1971, en tiempos de la Unión Soviética.

"Venimos a ganar. Aunque sean amistosos, España juega a ganar sea con el equipo que sea. Los rusos son fuertes y corren mucho, pero España puede hacer frente a cualquier selección", comentó.

Tras la goleada ante Costa Rica (0-5) ve "a todos los chicos con mucha alegría y muy ilusionados" con vistas al Mundial que se disputará en este país.

"Al equipo lo veo muy bien durante toda la temporada. Nos clasificamos bien. Al Mundial vendremos con la cabeza fresquita, a hacerlo lo mejor posible. Llegar a la final es muy difícil, es complicado, pero España tiene jugadores para poder lograrlo", afirma.

Manolo cree que "ahora Isco es el mejor jugador del mundo en su puesto" y el madridista "lo hace todo fenomenal", pero resta importancia a su ausencia ante los anfitriones del Mundial.

"No pasa nada. Todos los jugadores que están con la selección española lo hacen muy bien y falte un jugador u otro no se va a notar", subraya.

El aficionado número uno parece no tener miedo al frío ruso, ya que mientras los futbolistas internacionales entrenaban con gorro y bufanda en el estadio Petrovski de la antigua capital zarista, él paseaba con la cabeza el descubierto.

En principio, el San Petersburgo Arena, donde se disputará esta noche el partido, es un estadio mucho más moderno y protegido, ya que tiene capacidad para casi 70.000 espectadores, aunque se encuentra a escasa distancia del golfo de Finlandia.