Diario Vasco

A Coruña, 14 nov (EFE).- El delantero del Deportivo Lucas Pérez ha explicado este martes que a su próximo rival, el Málaga, "no le están saliendo las cosas y necesita ganar", igual que el conjunto coruñés, que tratará de aprovechar la ansiedad del colista de LaLiga Santander.

"Después de un parón, de dos semanas largas, tienes muchas ganas de jugar ante un rival al que no le están saliendo las cosas y que necesita ganar, pero nosotros también", comentó en rueda de prensa.

El jugador coruñés insistió en que los dos equipos comparten esa "necesidad" de sumar los tres puntos y abogó por "jugar" con la presión ambiental que habrá en La Rosaleda, si bien pronosticó un "partido muy difícil".

De la trayectoria del conjunto andaluz, que solo ha sumado cuatro puntos en once encuentros, dijo que "muchos equipos se refuerzan bien, hacen bien las cosas a nivel de fichajes y las cosas no salen".

"En nuestro caso, con Mel y el mismo equipo y un buen grupo, no salían las cosas. En fútbol, los resultados mandan. En muchos partidos con Mel podríamos haber puntuado", aseguró.

Lucas dijo que no siente "vértigo" por el calendario que afrontará el Deportivo hasta final de año y afirmó que el equipo tiene "muchas ganas de demostrar".

También señaló que la victoria ante la UD Las Palmas (1-3), la primera que han conseguido los deportivistas esta temporada fuera de casa, "anímicamente" les ha "fortalecido".

"Nosotros desde dentro sabemos que podemos ganar partidos tanto en casa como fuera. Somos muy capaces", expuso.

De su actual técnico, Cristóbal Parralo, indicó que ha incidido en el trabajo "defensivo" y en tener "las líneas juntas" porque es "donde ha visto más errores".

El nuevo preparador blanquiazul le ha dado continuidad en la alineación en detrimento del internacional rumano Florin Andone, al que Lucas aconsejó "estar tranquilo y seguir trabajando".

"Andone es un jugador al que necesitamos y al que vamos a necesitar todo el año. Es un gran delantero, lo necesitamos y lo sabe. El grupo está con él, pero el entrenador tiene que decidir qué once jugadores poner. Es ingrato quedarse fuera pero es el fútbol", comentó.