Diario Vasco

Sevilla, 14 nov (EFE).- El violagambista Jordi Savall inaugurará el 28 de noviembre el Año Murillo con un concierto inspirado en la vida y el tiempo del pintor, al que Sevilla homenajea en el cuarto centenario de su nacimiento.

Savall ofrecerá un concierto en el Teatro de la Maestranza de Sevilla junto a la Capella Real de Catalunya y Hespèrion XXI, donde se repasarán acontecimientos como el nacimiento del pintor, la marcha de Velázquez a Madrid, el viaje a la capital de Murillo, sus primeros encargos importantes, su matrimonio con Beatriz de Cabrera y la epidemia de la peste, entre otros.

Para Savall, Murillo es un pintor que transmite "una emoción que pocos artistas han sido capaces de lograr", ya que sus obras "condensan una reunión de emoción y espiritualidad que sólo grandes maestros como él y Caravaggio han culminado".

"Se trata de llevar la fuerza de las personas humildes, con toda su humanidad y su tragedia, a las imágenes religiosas. En ningún otro momento de la pintura lo humano y lo divino se dan la mano como lo hacen en los lienzos del maestro sevillano", ha asegurado, según un comunicado del consistorio hispalense.

Para crear este programa, Savall, que considera que la música es también una forma de pintura, "otra manera de expresión del alma", se ha inspirado en la biografía y la obra de Murillo.

El proyecto es "un lienzo musical de la épica narrativa y de la vida y el tiempo del artista", ha señalado el concertista, quien anteriormente había trabajado inspirándose en formas y colores.

"Me he basado mucho en mi carrera en libros de Kandinsky en los que habla constantemente de música y, por otra parte, uno de mis trabajos más personales es 'Las lágrimas de Caravaggio', en el que puse melodía a siete pinturas", ha recalcado.

Savall sostiene que la pintura es una de las artes más perfectas, pues no necesita de ningún intermediario: "El artista y la obra nos hablan con toda su fuerza sin requerir nada más y eso es maravilloso", ha apuntado.

Preguntado por la relación de Sevilla y Murillo, un binomio presente en su programa, que incluye músicas que se cantaban en la ciudad durante la vida de Murillo, Savall enumera coincidencias entre el artista, la obra y el escenario de su biografía.

"Los lienzos de Murillo transmiten esa luz y esa calidez de las miradas que cualquiera que haya estado en Sevilla sabe reconocer. Es esa piel que se respira, una proximidad que se da en esta urbe que acoge siempre al que viene de fuera. El de Murillo es, como lo es Sevilla, un mundo sensorial y lleno de contrastes", ha dicho.

Savall (Barcelona, 1941) ha grabado y editado más de 230 discos de repertorios de música medieval, renacentista, barroca y del clasicismo, con especial atención al patrimonio musical hispánico y mediterráneo; una producción merecedora de múltiples distinciones, como los premios Midem, International Classical Music y Grammy.