Diario Vasco

Barcelona, 14 nov (EFECOM).- Incentivar fiscalmente los planes de pensiones a través de las empresas mejoraría el PIB español un 8,5 % y el empleo un 2,2 %, según un estudio presentado hoy por la Fundación Edad&Vida y VidaCaixa.

El informe defiende la viabilidad económica de implantar un modelo de pensiones mixto que combine el actual sistema de reparto con el desarrollo de un sistema de capitalización complementario a través de la empresa.

En este sentido, el modelo propone que el ahorro a través de la empresa sea, en parte, obligatorio por las organizaciones y, en parte, incentivado fiscalmente, con el objetivo de extender el acceso al ahorro a largo plazo.

El estudio, elaborado por ICEA en colaboración con el Instituto Complutense de Análisis Económico y la Universidad Complutense de Madrid y ganador del XII Premio Edad&Vida Higinio Raventós, demuestra que un tratamiento fiscal favorable para los planes de empresa impulsaría la economía y permitiría mantener el sistema público sin necesidad de incrementar cotizaciones o reducir la tasa de sustitución.

"Realizar cambios estructurales supondría asumir unos costes de transición, pero no hacerlos implicaría soportar efectos negativos sobre el PIB y el bienestar de la economía en el largo plazo", advierte el informe, que propone crear un órgano consultivo y una comisión de control que supervisen la implantación, el desarrollo y el cumplimiento de los acuerdos alcanzados.

La OCDE estima que a mediados se siglo habrá ocho jubilados por cada persona en edad de trabajar, por lo que en un sistema de reparto como el español, basado en la solidaridad entre generaciones, son las cotizaciones de las personas en activo las que pagan las pensiones de las que ya no trabajan.