Diario Vasco

Granollers , 14 nov .- El Fraikin BM Granollers afrontará mañana un duro partido en la complicada pista del Ángel Ximénez Puente Genil, previo al debut en competición europea del próximo domingo.

El conjunto de Antonio Rama, que el domingo recibirá en el Palau d'Esports al KSE Balatonfüredi húngaro en el partido de ida de la tercera eliminatoria de la Copa EHF, llega al partido de Puente Genil tras dos victorias consecutivas por la mínima -la última, ante Bidasoa, conseguida al límite del tiempo- y consciente de la dificultad que entraña jugar en la pista andaluza.

"Es una pista desagradable, deportivamente hablando. Siempre se llena hasta la bandera y el ambiente es ensordecedor", apunta el técnico vallesano.

Desde el ascenso del conjunto andaluz a la liga Asobal, hace cuatro temporadas, el Fraikin tan sólo ha sido capaz de vencer en el Alcalde Miguel Salas una sola vez (25-26, la temporada 2014/15), mientras que los de Quino Soler derrotaron a los catalanes en la temporada de su debut y la temporada pasada.

"Soler ha mantenido el bloque de la temporada pasada, pero ahora cuenta con más fondo de armario, sobre todo por lo que respecta al lanzamiento exterior", apunta Rama.

"Por la plantilla que tienen, deberían estar un poco más arriba en la tabla", añade. Los de Soler son novenos con ocho puntos. "Tienen muy buen lanzamiento exterior y buena conexión con el pivote, su defensa es muy rocosa y la afición es su jugador número ocho", ha añadido el preparador del equipo catalán.

Del bullicio en el graderío, espera que sus jugadores "se abstraigan de ese ambiente y se centran en el juego", avisa un Rama que aún recuerda el percance que tuvo Bombóm Almeida en su anterior etapa en el conjunto granollerense, hace dos temporadas. "César ha pasado página y nosotros también. Los jugadores están acostumbrados a escuchar de todo pero hay ciertos límites que no deberían traspasarse. Esperemos que no se repita", desea el entrenador catalán.

Precisamente Bombóm Almeida está siendo una de las piezas fundamentales del Fraikin BM Granollers esta temporada, por su fiabilidad bajo los palos, aunque ante Bidasoa también destacaron Adrià Figueras y Álex Márquez que, superada su lesión, va cogiendo más confianza día a día.

La recuperación del lateral derecho no es la única buena noticia para el técnico del Fraikin, que podría recuperar para mañana -o para el domingo en la EHF- a otro de los lesionados, el central defensivo Albert Pujol.