Diario Vasco

Lima, 14 nov (EFE).- El gobierno peruano está tranquilo y el presidente, Pedro Pablo Kuczynski, se ratifica en sus declaraciones de que nunca tuvo vínculos con Odebrecht, afirmó hoy el ministro de Cultura, Salvador del Solar, tras la publicación del supuesto interrogatorio hecho al empresario Marcelo Odebrecht la semana pasada.

Del Solar declaró a periodistas que "no hay nada que intranquilice al Gobierno", después de la publicación hecha por el portal IDL Reporteros de un acta no oficial de las declaraciones de Odebrecht a fiscales peruanos.

El encarcelado empresario sorprendió a los fiscales con la declaración de que contrató a Kuczynski "para curar heridas" porque éste se opuso al proyecto de la carretera Interocéanica cuando presidió el Consejo Directivo de Proinversión durante la gestión del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), periodo en el que también fue ministro de Economía y jefe del gabinete.

Fuentes presenciales que citó el director de IDL, Gustavo Gorriti, afirmaron que Odebrecht aseguró que el dinero para pagar a Kuczynski provino de "la caja dos", donde estaban los fondos para financiar las campañas políticas y pagar sobornos.

Según el portal peruano, sólo el exdirectivo de Odebrecht en Perú Jorge Barata conoce cuánto se pagó a Kuczynski por esa labor de asesoría en temas económicos y demás detalles.

El ministro de Cultura agregó que el jefe de Estado, que ha mantenido silencio tras la publicación, "tiene toda la tranquilidad y se ratifica en todas las declaraciones que ha dado".

Del Solar afirmó que las investigaciones sobre el escándalo Lava Jato en Perú "tienen que continuar hasta las últimas consecuencias".

Finalmente, la carretera Interoceánica se empezó a construir en el gobierno de Toledo y éste solicitó 20 millones de dólares para adjudicar la obra a Odebrecht, según la declaración del empresario brasileño a la justicia de Estados Unidos.

El fiscal peruano José Domingo Pérez, a cargo del interrogatorio en Curitiba, también le preguntó a Odebrecht si la empresa apoyó con dinero la campaña electoral del 2011 de Kuczynski, en la que quedó tercero.

Odebrecht contestó que "si ha estado en los primeros puestos, tengo la certeza de que sí", y nuevamente señaló que los montos y procedimientos los maneja Barata.

Durante su testimonio escrito dirigido a la comisión parlamentaria que investiga el escándalo de Lava Jato, el jefe de Estado afirmó, hace unos días, que no había tenido relación profesional ni comercial con las constructoras brasileñas ni con sus consorciadas peruanas.

El presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, dijo hoy que si el mandatario ha mentido a la comisión legislativa ha incurrido en una declaración falsa en investigación administrativa.

Según IDL Reporteros, Odebrecht reiteró que su compañía aportó 500.000 dólares a la campaña de la excandidata Keiko Fujimori y que contrató al expresidente Alan García para dictar conferencias "porque es una política de la empresa ayudar a los expresidentes".

En mayo pasado, Odebrecht había declarado que probablemente también habían aportado a la campaña electoral de García en 2011, como era costumbre apoyar a todos los postulantes favoritos en las elecciones presidenciales.

En Perú, la justicia busca el destino de los 29 millones de dólares que Odebrecht declaró haber entregado a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014 para adjudicarse obras, durante un periodo que comprende los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016), en prisión preventiva por presunto lavado de activos.