Diario Vasco

Berlín, 14 nov (EFE).- El consorcio energético alemán RWE tuvo beneficios por 2.200 millones de euros en los primeros nueve meses de este año, lo que significa un salto exponencial frente a los 11 millones del mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía.

No obstante, en ese resultado hubo efectos especiales que si se prescinde de ellos, la ganancia es de 876 millones de euros.

En este año los consorcios energéticos se han visto favorecidos por una sentencia que obliga al estado a devolver lo recaudado por un impuesto especial al uso de la energía atómica, antes de que se decidiera acelerar el abandono de la misma.

El presidente de RWE, Markus Krebber, se mostró hoy confiado en que en la totalidad del año la empresa alcance beneficios netos, sin efectos de especiales, de entre 1.000 y 1.300 millones de euros.

El año pasado RWE tuvo perdidas por 5.700 millones de euros, debido en parte al llamado giró energético, que incluye el abandono de la energía atómica y el fomento de las renovables.

Para el consorcio hay un riesgo en el horizonte que tiene que ver con la manera como se organice el abandono del carbón en la generación de energía.

En ese punto, Krebber pidió hoy darle tanta importancia a la protección del clima como a la competitividad de las empresas, que puede verse afectada por los costos de la energía, y a la seguridad del suministro energético.