Diario Vasco

Manila, 14 nov (EFE).- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, entregó hoy en Manila la presidencia de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) para 2018 al primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, al término de la cumbre del grupo.

Duterte dio a Lee durante el acto una maza de madera, símbolo del liderazgo de la ASEAN.

El primer ministro de Singapur prometió que su liderazgo se basará en la "resiliencia y la innovación", en su discurso tras recibir el mando de la ASEAN en el año del 50º aniversario del bloque.

Lee argumentó que la resiliencia será necesaria para "hacer frente al crimen transnacional y el terrorismo", en un momento en que el Estado Islámico (EI) está presente en varios países de la región como Filipinas, Malasia o Indonesia.

En cuanto a la innovación, Lee afirmó que se centrará en mejorar la tecnología y la conectividad en el bloque, compuesto por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, para que todos puedan alcanzar "una mayor prosperidad".

En este sentido, se comprometió a "mejorar la cooperación de la ASEAN con los países de todo el mundo" aprovechando los acuerdos bilaterales y multilaterales, así como los encuentros con líderes de diversas naciones programados para el año próximo.

La cumbre de la ASEAN, clausurada hoy tras dos días de encuentros, ha reunido en Manila a los líderes de los países del grupo, además del presidente de EEUU, Donald Trump, y mandatarios de China, Corea del Sur, Japón, la India, la Unión Europea (UE), Rusia, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y la ONU.

El yihadismo, la crisis de la minoría musulmana rohinyá en Birmania o las disputas soberanistas de China y varios países de la región en el mar de China Meridional han sido algunos de los asuntos abordados en las reuniones en la capital filipina.

Hoy también se celebró el foro Asia Oriental, que además de la ASEAN incluye a Australia, EEUU, la India y Rusia, entre otros, mientras el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, representó a la UE en la ronda de bilaterales.