Diario Vasco

Barcelona, 14 nov (EFE).- El grupo textil Dogi ha duplicado sus pérdidas en los nueve primeros meses del año, hasta los 1,5 millones de euros, debido a los costes de financiación de EFA, su filial en Estados Unidos, por 0,4 millones, y la cancelación de la deuda concursal de un millón de euros.

La compañía ha alcanzado hasta septiembre unas ventas de 48,7 millones, un 65,7 % más que en 2016, mientras que el ebitda ha caído un 27,8 %, situándose en 587 millones.

La positiva evolución de los ingresos se sustenta principalmente en la contribución de Géneros de Punto Treiss, empresa que adquirió el pasado año y cuyo negocio principal es el diseño de ropa para mujer.

Pese a todo, el plan estratégico de DOGI, que prevé conformar un grupo textil relevante con una facturación del orden de 200 millones de euros en 2020, sigue su curso.

En el tercer trimestre de 2017 se ha producido la adquisición de Busmartex y del negocio de QTT Woven y actualmente está en fase de estudio varias adquisiciones potenciales que deberán materializarse en los próximos meses, ha informado la empresa en un comunicado.