Diario Vasco

París, 14 nov (EFE).- El delantero marfileño Didier Drogba, que a sus 39 años milita en el Phoenix Rising, de la segunda división estadounidense, anunció a la radio francesa RMC Sports que colgará las botas en 2018.

"Creo que la próxima temporada será la última. En un momento dado, hay que parar", reconoció el futbolista, leyenda en el Chelsea inglés, con el que disputó nueve temporadas en las que ganó una Liga de Campeones (2012) y cuatro campeonatos ingleses, entre otros títulos, y se consagró como uno de los máximos goleadores del club, con 164 dianas.

Drogba, considerado uno de los mejores delanteros centros del mundo en la década pasada, inició su carrera a finales de los 90 en Francia, en las categorías inferiores del Le Mans.

Después militó en el Guingamp (2002-2003) y de allí pasó al Olympique de Marsella (2003-2004), que lo traspasó al Chelsea de José Mourinho a cambio de casi 40 millones de euros.

Terminada su exitosa experiencia en Inglaterra, fichó en 2012, una vez consagrado como campeón europeo, por el Shenhua chino.

Apenas un año más tarde, marchó al Galatasaray turco, con el que disputó la temporada 2013-2014.

Al término de la misma, regresó al Chelsea, en el que jugó en la 2014-2015.

Los años siguientes prosiguió su carrera en Estados Unidos, primero en el Montreal Impact (2015-2017) y luego en el Phoenix Rising.

Con la selección de Costa de Marfil, jugó 105 partidos y anotó 65 goles, un récord en el combinado nacional.

Drogba disputó con "los elefantes" los mundiales de 2006, 2010 y 2014 y tiene la espina clavada de no ganar la Copa Africana de Naciones.