Diario Vasco

Madrid, 14 nov (EFECOM).- CCOO y UGT han anunciado hoy una campaña de movilizaciones en el ámbito de la función pública para reclamar que se retomen las negociaciones sobre salarios y empleo público, suspendidas por el retraso en la aprobación de los Presupuestos para el próximo año.

En una rueda de prensa conjunta, ambos sindicatos han insistido en la necesidad de retomar las negociaciones para que puedan mejorarse las condiciones de los empleados públicos en 2018, con independencia de si hay nuevos Presupuestos o se prorrogan los de 2017.

Las primeras acciones previstas son una concentración de delegados sindicales en todas las capitales de provincia el 24 de noviembre y una concentración en Madrid el 14 de diciembre.

En septiembre, el Ministerio de Hacienda planteó un acuerdo a tres años (2018, 2019 y 2020), con una parte de subida salarial fija y otra variable vinculada a la evolución de la economía, una propuesta que no llegó a materializarse en un acuerdo y quedó en suspenso al retrasarse la presentación del proyecto presupuestario.

Ahora, los sindicatos subrayan la necesidad de retomar esa negociación tanto en términos salariales, para empezar a recuperar el poder adquisitivo perdido durante la crisis, como en empleo -con la eliminación de la tasa de reposición- o el derecho a la negociación colectiva.

El coordinador de Área Pública de CCOO, Pepe Fernández, ha destacado la necesidad de el Gobierno reconozca la deuda que tiene con los empleados públicos tras la crisis, tanto en poder adquisitivo como en derechos de negociación colectiva.

"No podemos asumir ni los amagos de congelación salarial" planteado por el Gobierno a Bruselas en caso de prórroga presupuestaria ni el "retraso interesado que se está produciendo en el diálogo social".

Por su parte, el secretario general de FeSP-UGT, Julio Lacuerda, ha afeado que "cualquier excusa, como es el tema de Cataluña" sirva para retrasar la negociación, ya que existen precedentes de mejoras para los funcionarios en años sin presupuesto aprobado.

"Sin Presupuestos también hay salarios si el Gobierno quiere", ha defendido, para añadir que "sobraría mayoría en el Parlamento" para aprobar esa hipotética subida.