Diario Vasco

París, 14 nov (EFECOM).- La Bolsa de París cedió hoy un 0,49 % y sumó su séptima sesión consecutiva en rojo, su racha más prolongada desde agosto 2011, influida por una jornada en la que algunos indicadores apuntaron a una ralentización de la economía china.

El Cac-40, el principal índice de la Bolsa de París, cedió 26,05 puntos y registró un volumen de negocio de 3.600 millones de euros, frente a los 3.400 millones del viernes, cuando el parqué cerró con una notable caída del 0,73 %.

El parqué parisino bajó hasta los 5.315,58 puntos, pero se mantuvo a flote por encima del umbral psicológico de los 5.300 enteros.

De los 40 títulos del Cac-40, acabaron en rojo 27, uno cerró sin cambios y 12 en verde.

Además de los temores acerca de la economía china, el parqué parisino también estuvo salpicado por el repunte del euro respecto al dólar, que afectó a las empresas del Cac-40, muchas de ellas con un perfil netamente exportador.