Diario Vasco

Irun , 14 nov .- El Bidasoa-Irun intentará plantar cara al FC Barcelona Lassa en el partido de la décima jornada que se adelanta al miércoles (20.30, Artaleku), aunque los guipuzcoanos son conscientes de la dificultad de la empresa.

El club catalán llegará a Irun como intocable líder de la Liga Asobal, en la que ha ganado sus nueve partidos, el que menos por cinco goles, y donde tiene un balance de más 10,2 por partido en goles a favor y en contra. Solo en la máxima competición europea hay quien tosa a los culés, que han cedido dos empates y una derrota en siete jornadas de la Liga de Campeones.

El enfrentamiento de mañana es uno de los históricos de la Asobal, incluso después de varias temporadas en que el Bidasoa-Irun pasó en la segunda división.

De 22 veces que estos dos equipos se han enfrentado en Artaleku, el Bidaosa ha ganado 5, el Barcelona 16 y se registró un empate. Eso sí, las 7 últimas visitas -y 12 de las últimas 14- se saldaron con victorias visitantes.

Con la diferencia de potencial que hay entre los dos equipos, el entrenador bidasotarra, Jacobo Cuétara, reconoce que "es muy complicado pensar en dar la sorpresa". "El Barcelona está a otro nivel. Es muy completo en todos los aspectos del juego pero donde más diferencia hay es en el físico", ha explicado.

En el partido de mañana "el objetivo es coger ritmo de competición, seguir mejorando y estar mejor preparados para siguientes partidos".

"Para eso tenemos que seguir con nuestras señas de identidad. Vamos a jugar con nuestras pautas y nuestra manera de entender el balonmano. Con alegría y con valentía. Sí que hemos preparado algunas cosas para competir lo mejor posible, pero lo importantes es crecer, mejorar y estar bien preparados para ese tramo final que es importante para nosotros", ha indicado Cuétara.

El técnico del Bidasoa quiere que su equipo tenga "la ambición de las pequeñas acciones: cada gol, cada defensa, cada repliegue...".

"Mañana muchos vendrán a ver al Barça pero muchos vendrán a ver a su equipo, a disfrutar en los momentos que tenga éxito. En ese sentido hay motivaciones para hacerlo lo mejor posible", ha reflexionado.

Salvo Markel Beltza, que se recupera de un esguince de tobillo y que podría descansar, y el lesionado de larga duración Jon Azkue, el resto de la plantilla amarilla está disponible.