Diario Vasco

Barcelona, 14 nov (EFE).- El Barcelona cumplirá mañana ante el Gintra lituano (18:30 horas, Miniestadi) el trámite de los octavos de final tras la goleada a su favor con la que solventó el partido de ida (0-6) y que le abrió de par en par las puertas de los cuartos de final de la máxima competición continental.

Las de Fran Sánchez se encuentran en un gran momento de juego, como lo demuestra que en los dos últimos partidos, el europeo ante el Gintra y el de Liga frente al Madrid CFF, han marcado trece tantos y no ha encajado ninguno.

Las azulgranas, con el desborde de Lieke Martens, la fiabilidad defensiva y el control en el mediocampo están firmado una muy buena temporada con la excepción del partido liguero ante el Atlético de Madrid, que se solventó con un empate en un encuentro en el que no estuvieron a su mejor nivel.

En la ida jugada en Lituania, las azulgranas resolvieron prácticamente en el primer tiempo, con los goles de Aitana Bonmatí y de Mariona Caldentey al filo del descanso. Después otro gol de Mariona y los tantos de Duggan, Olga García y Andonova, que salió por Aitana, redondearon el 0-6 y el pase virtual a los cuartos de final de la competición.

Salvo sorpresa mayúscula, el Barça volverá a estar en cuartos de final en un ronda a las que también estará el Wolfsburg (ganador del Fiorentina en Italia por 0-4), el Lyon (0-7 ante el BIIK Kazygurt), el Manchester City (0-5 ante LSK Kvinner) y seguramente el Chelsea (3-0 frente al Rosengard).

Más igualadas están las eliminatorias Brescia-Montpellier (2-3 en la ida jugada en Italia para las francesas), Sparta de Praga-Linkoping (1-1) y Stjarnan-Slavia de Praga (1-2).