Diario Vasco

Valladolid, 14 nov (EFE).- El Recoletas Atlético Valladolid quiere mantener su fortín de Huerta del Rey ante el segundo clasificado de la liga, el Helvetia Anaitasuna, equipo que solo ha perdido ante el Logroño el pasado miércoles y que sigue invicto a domicilio.

Por este motivo, el técnico del conjunto vallisoletano, Nacho González, ha advertido de que su equipo deberá "hacer un partido muy serio en defensa y saber emplear todas sus armas, de manera regular, durante todo el partido", para tratar de sorprender a "un gran rival, que cuenta con una plantilla experimentada y compensada".

En este sentido, González ha destacado su "buena portería, ya que sus guardametas tienen los mejores porcentajes de la liga, una defensa intensa, con Christian Martínez como especialista y una primera línea con jugadores de gran nivel como Nantes, Aguirrezabalaga, Ceretta y Oswaldo Dos Santos".

A ellos se suman "rápidos extremos", entre los que sobresale Chocarro "que tiene un buen contraataque en primera oleada", y dos pivotes de calidad como Bazán y Ander, además de sus centrales, "uno más físico -Filipe- y otro muy bueno en el uno contra uno -Balenciaga-".

"Es un equipo muy compensado, con dos jugadores por puesto, además muchos de ellos con gran experiencia, lo que les ha dado muchos puntos en partidos igualados que han solventado gracias a esa veteranía, que es letal en los contraataques y, en los ataques estáticos, también cuenta con muchos recursos", ha añadido.

Las claves del encuentro, para poder sumar una victoria, serán, según González, "mantener una estabilidad, sobre todo en defensa y portería, que impida que sus lanzadores estén cómodos, y evitar las pérdidas de balón y los errores en los pases, ya que eso supondría darles toda la ventaja".

En opinión del técnico vallisoletano, Anaitasuna y Atlético son dos equipos totalmente diferentes, ya que mientras que el cuadro navarro es "muy maduro, y con gran experiencia", la plantilla que él dirige adolece de esa falta de madurez, que hace que el juego tenga "muchos vaivenes".

Pero González sabe que su equipo es capaz de estar a un gran nivel y de plantar cara a rivales mucho más potentes, sobre todo en su feudo, en Huerta del Rey, y confía en que, a pesar de haber tenido tan solo dos días para preparar este encuentro, sepan controlar el ritmo del partido y de mostrar su mejor versión.