Diario Vasco

Madrid, 14 nov (EFE).- Estudiantes universitarios y no universitarios han reintegrado al Ministerio de Educación más de 150 millones de euros de las becas recibidas entre los cursos 2012-13 y 2015-16, después de serles revocadas estas ayudas por haberlas destinado a otra finalidad de la concedida.

Así se desprende de una respuesta por escrito del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, en la que se detalla que estos reintegros de la convocatoria general "se reponen en el presupuesto de becas", ampliando el crédito de las mismas y permitiendo la concesión de un mayor número.

En su respuesta, se señala que entre 2012 y 2016, los universitarios devolvieron voluntariamente 46.692.044 euros y los no universitarios 42.241.439 euros; en el caso de los expedientes que resultaron con resolución de reintegro, los universitarios devolvieron 24.414.486 euros y los no universitarios 37.190.673 euros.

En total, la cifra reintegrada por los estudiantes en los cuatro cursos citados ascendería a 150.538.642 euros.

En otra respuesta del Gobierno a Heredia, se informa de que entre los cursos 2012-13 y 2015-16 el número de universitarios con expedientes abiertos para devolución de becas fue de 49.509 y 72.160 los no universitarios.

Además, había 29.509 universitarios que devolvieron voluntariamente las becas de la convocatoria general y 37.122 no universitarios.

Asimismo, el Gobierno responde otra pregunta de la portavoz de Educación del PSOE en el Congreso, Luz Martínez Seijo, destacando que en la actualidad se mantienen "exactamente igual que en años anteriores" los requisitos académicos de becas universitarias para quienes se matriculen por primera vez en estudios oficiales de grado: una nota de 5,5 para la beca de matrícula y un 6,5 para la beca completa.

"El actual modelo de distribución de becas ha tenido un total refrendo jurisdiccional", recuerda asimismo el Ejecutivo al portavoz educativo del grupo parlamentario Podemos, Javier Sánchez, en otra respuesta.

"El Gobierno, a través de la convocatoria de becas generales, garantiza la igualdad de oportunidades, facilitando que a quienes tienen el talento y la voluntad de estudiar más allá de las etapas obligatorias y gratuitas puedan hacerlo al margen de sus circunstancias socioeconómicas. A cambio impone una corresponsabilidad a quien recibe ese esfuerzo de la sociedad", se señala en dicha respuesta a Podemos.

Por último, el Gobierno señala al PSOE en otra respuesta parlamentaria que una vez que se tienen datos de cuatro cursos completos desde la implantación del actual modelo de becas en 2013-14, se puede realizar en colaboración con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, un análisis de los resultados económicos del modelo.

También permite valorar, según el Ejecutivo, "la pertinencia de realizar modificaciones o ajustes que, en su caso, sería necesario introducir en el sistema para futuras convocatorias".

Asimismo se informa de que se va a realizar un estudio de los resultados académicos.