Diario Vasco

Moscú, 13 nov (EFE).- Los líderes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, destacaron hoy al inicio de su reunión en Sochi (mar Negro) que las relaciones entre los dos países se han restablecido prácticamente hasta el nivel anterior a la crisis que sufrieron tras el derribo de un caza ruso por Ankara hace dos años.

"Voy a subrayar que nuestras relaciones pueden considerarse prácticamente restablecidas en su totalidad", dijo Putin al recibir a su colega turco en su residencia de Sochi, balneario ruso en el mar Negro.

El mandatario ruso destacó que el intercambio comercial entre los dos países ha crecido en más de un tercio en los primeros nueves meses de este año, después de una fuerte caída a lo largo de todo el año pasado.

"Nuestras relaciones bilaterales y la cooperación en la solución de problemas regionales nos dan la posibilidad de mirar al futuro. Con cada día que pasa nuestras relaciones se desarrollan más y mejor en los ámbitos político, militar y comercial", dijo a su vez Erdogán.

Pese a todo, Rusia aún mantiene algunas restricciones a las importaciones turcas, impuestas después de que un caza turco derribara a finales de 2015 un avión de guerra ruso que sobrevolaba la frontera entre Turquía y Siria.

Los dos líderes destacaron que sus frecuentes reuniones al más alto nivel ayudan a mejorar esa cooperación.

Putin y Erdogan ya han celebrado cinco reuniones en lo que va del año, la última el pasado septiembre en Ankara, y los dos líderes exhiben una buena sintonía, pese a apoyar bandos enfrentados en Siria.

Moscú ha desplegado militares y aviación en Siria para respaldar el régimen del presidente Bashar al Asad, mientras que las tropas turcas colaboran con las milicias sirias alzadas en armas contra Damasco.

El conflicto sirio, de hecho, será el tema central de las conversaciones entre Putin y Erdogán.