Diario Vasco

Bonn , 13 nov .- El primer acto con el que la Administración estadounidense de Donald Trump debutaba en una cumbre del clima fue boicoteado hoy por decenas de jóvenes en Bonn que se opusieron a su celebración con cánticos de "déjenlos bajo tierra", en referencia a los combustibles fósiles.

El único acto oficial de la delegación estadounidense en la COP23, que se celebra en Bonn hasta el 17 de noviembre, pretendía promover "el acceso universal a los combustibles fósiles y a la energía nuclear" e incluía a oradores como los ejecutivos de Peabody Energy (multinacional del carbón), NuScale Power (de ingeniería nuclear) o Tellurian, un exportador de gas natural licuado.

Dos horas antes del inicio del acto -programado a las 18.30 hora local (17.300 GMT)- había una cola de más de un kilómetro a las puertas de la sala donde iba a tener lugar el evento, y ya se produjeron acaloradas disputas entre los ponentes, mientras iban entrando, y la multitud de jóvenes que aguardaba para acceder al local, especialmente bien situados al lado de la puerta.

Al abrirse las puertas, fundamentalmente los jóvenes y un reducido de grupo de periodistas entraron en la sala, mientras que los activistas que no lograron entrar se sentaron frente a las puertas al grito de "Climate Justice Now, Keep it on the Ground" (Justicia climática ya, déjenlos -los combustibles fósiles- bajo tierra).